No son pocos los casos en los que cuando se adquiere un vehículo de segunda mano, se avería al poco tiempo de su compra. En estos casos, la Ley de Consumidores y Usuarios ampara al consumidor que se encuentra en tal supuesto. A estos efectos se considera consumidor a la persona física que interviene como