Analizamos una sentencia reciente del Tribunal Supremo de fecha 23 de febrero de 2022, la cual, gira en torno a la causa de despido establecida en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores que establece que el contrato de trabajo: «…podrá extinguirse por ineptitud del trabajador conocida o sobrevenida con posterioridad a su colocación