Hasta ahora era necesaria la Sentencia de un juzgado que declaras el carácter abusivo de una cláusula en un contrato con consumidores y usuarios.

Sin embargo, actualmente los Organismo competentes en materia de consumo pueden considerar como tales ciertas cláusulas, llegando incluso a medidas sancionadoras a las entidades que las utilicen.

Es una doctrina aplicable a no solo a las regulaciones autonómicas de consumo sino también a la normativa estatal en materia de consumo.

En la sentencia dictada por el tribunal Supremo se confirma la sanción interpuesta a una entidad bancaria ubicada en Andalucía por un importe de 81.000.-€ por la Administración autonómica por la utilización de cláusulas abusivas en los contratos a los consumidores.

Es una doctrina fijada que afecta a cualquier mercado en el que los productos o servicios se dirijan a consumidores o usuarios, siendo el estrella, el mercado financiero.