El Tribunal Constitucional ha declarado la constitucionalidad del despido objetivo del trabajador por falta de asistencias al trabajo. El artículo 52 apartado del Estatuto de los Trabajadores establece que es causa de despido objetivo: “d) Por faltas de asistencia al trabajo, aún justificadas pero intermitentes, que alcancen el veinte por ciento de las jornadas hábiles